A era do ceo

Achegámosvos outro traballo de Jorge Murillo e Lili Mollet:
era_do_ceo
Re-evolución en el Planeta…
Tornados de Amor envuelven la Tierra.
Los vientos de cambio se llevan las penas,
refrescan las Almas y rompen cadenas.

Se anuncian tormentas de Unión Fraternal,
granizo de flores de Solidaridad.

¿Será el Fin del Mundo que se está acercando?
Los titiriteros del “Orden Global” se están asustando
pues temen perder lo que han acumulado…
Miles de millones son solo papeles que se van volando,
así como el Poder, la Fama…también el Espanto
que dominó al Hombre y lo convirtió en objeto
de sus posesiones que lo esclavizaron.

Todo lo tenían perfectamente planeado
o al menos, eso creían los que imponían a diario
las estrictas “Leyes de lo Innecesario”,
imponiendo reglas de valor monetario
a costa de la Vida que estaban matando.

Mas el Universo, Creación de Dios,
cumple con su ciclo de gran Perfección.
¡ La Re-evolución ya está llegando !
Brotará con más fuerza, nuevamente, el Amor…
Los Corazones nobles ya lo están sembrando
en los campos desolados por la destrucción.

¡Sí! Es el Fin del Mundo…
Un Mundo infectado de dolor profundo,
de vil indiferencia, de prejuicios vanos
que en guerras absurdas enfrentan a Hermanos.

Es el Fin de una Era,
como la de Hielo
y el comienzo de otra,
la Era del Cielo.

Tiempos sin espacios, espacios sin tiempo,
lazos que no amarran…que impulsan el vuelo.
Son sólidos vínculos, símbolos de Unión
que dan Amor a la Vida y Vida al Amor.

Todas las Criaturas seremos Cometas
gravitando libres enntre los Planetas.
El Sol y la Luna, siempre enamorados,
unirán su Espíritu para iluminarnos
con rayos de Estrellas y corazones alados.

Será nuestro Hogar todo el Firmamento,
allí realizaremos todos nuestros anhelos.
En Paz y Armonía con el Universo
Comienza una Gran Era…La Era del Cielo.

A estrela azul

Volvemos co traballo do noso amigo Jorge Murillo. A súa inspiración e o protagonismo do ceo nas súas obras son moi emocionantes e non é xusto que as protagonistas de moitas das súas obras, as estrelas, non sexan libres de exercer de modelos de Jorge e outros artistas por mór da contaminación lumínica.

Constelacións de amor

El Universo infinito,
testigo de nuestra pasión
nos elevó hasta el cielo
fundidos en un abrazo…
Nuestros besos,
nuestros labios,
nuestra pureza interior
elevaron nuestras almas…
Y así en eterna calma
hasta el mismísimo Dios,
se estremeció de emoción
y creó para nosotros
constelaciones de Amor..

Poema de Lili Molet

Pintura de Jorge Murillo

Vincent van Gogh

Por Lucía Giráldez

O grande da observación do ceo nocturno é que tanto labradores, campesinos, gandeiros coma filósofos, escritores ou pintores a practicaron cunha mesma finalidade: a búsqueda de respostas. Vincent Van Gogh a finais da década dos oitenta do 1800, comezou a pintar obras nas que a escuridade da noite era a protagonista. Para el, a noite tiña unha ampla dimensión espiritual (moi preto da experiencia relixiosa). Era así, un momento de introspección, meditación e repouso. Máis advertía de que era tamén un espacio no que se podían desatar forzas malignas, ou esa era a sensación ou emoción que lle transmitía a escuridade na terraza do café que retratou en 1988.

A observación do ceo nocturno era para el tamén un exercicio que lle transmitía paz pero tamén soidade, así, nunha carta escrita ao seu irmán o 2 de xuño de 1989 declaraba: “ Esta mañá vin o campo dende a miña fiestra durante un longo tempo, antes da saída do sol; non había máis que a estrela matutina, que semellaba moi grande. Dauvigny e Rousseau fixeron isto tamén, expresando todo o que isto ten de intimidade, todo o que ten de paz e maxestade, pero ao mesmo tempo engadindo un sentimento de soidade e infelicidade”. Esta declaración desvélanos non so as emocións e sentimentos que Van Gogh experimentaba coa contemplación do firmamento estrelado; senón que fálanos de que non era o único que o facía e que experimentaba tales sensacións.